Santiago Baquero Péez No hay comentarios

Una de las cosas que debemos de vigilar en nuestra caldera es que la presión de agua en el circuito primario está entre 1 bar y 2 bar.

Esta presión se puede ver en el manómetro que tiene la caldera en su panel de control.

Cuando esta presión baja es necesario subirla para evitar sobrecalentamientos del aparato y bloqueos.

Llegada la temporada de calefacción esta vigilancia a de ser mas intensiva porque en función de calefacción es más habitual que esta baje, sobre todo cuando purgamos o cuando tenemos fugas en los radiadores o circuito.

Si detectamos constantes perdida de presión deberemos buscar la causa de este problema, porque si bien es cierto que con el tiempo baje la presión no es tan común que esta baje muy a menudo.

Otra cuestión que deberíamos de vigilar al respeto es que esta presión no suba en exceso al poner la calefacción pues cuando la caldera esta en este servicio es normal que la presión ascienda más o menos un bar, pero si este incremento es más grande llegando a los 3 bar nos está indicando la existencia de un problema en el vaso de expansión. Cuando sucede esto también notaremos la necesidad de reponer agua constantemente.