Como en otras ocasiones, les recordamos que las calderas deben tener una presión entre uno y dos bar en frio.

Si esta presión baja deberemos cargar presión actuando sobre la llave de lleanado.

es la llave de color negro que señalo con el destornillador, se abre un cuarto de vuelta y cuando vemos que la presión alcanza 1,5 cerramos.

Es normal que la caldera al funcionar en calefacción esta presión suba hasta los 2,5 bar pero si sube más tenemos algun problema.

Si tenemos que realizar esta operación muy amenudo deberemos revisar que no tengamos fugas en los radiadores y en la parte visible de la instalación o que no aparece agua debajo de la caldera, si es así deberemos reparar la fuga